¡Las sardinas se van de vacaciones!

Garantizar alimentos a la población es tan importante como preservar las especies. Por ello, es necesario que los gobiernos tomen medidas que permitan su adecuada reproducción.

De acuerdo con el Código de Conducta para la Pesca Responsable, los Estados y usuarios de recursos acuáticos vivos deben conservar los ecosistemas. En este sentido, el derecho a la pesca conlleva la obligación de hacerlo de forma responsable.

Así mismo, los Estados  deben evitar la sobreexplotación y el exceso de capacidad de pesca, y aplicar medidas de ordenación que aseguren la conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos pesqueros. Entonces, los Estados deben procurar normas que permitan rehabilitar las poblaciones, por lo que se hace necesario la aplicación de períodos de veda.

En Venezuela, especies como el mejillón, el pulpo, la pepitona, la ostra o la langosta no son tan demandadas para su consumo, pero su captura está regulada por las leyes. Igual regulación tiene la sardina, pero en este caso, es de altísima demanda por ser bastante accesible.

Los mares venezolanos tienen grandes cardúmenes de sardinas, especialmente en la costa nororiental de los estados Sucre y Nueva Esparta. Estos peces clasificados como pelágicos son un alimento rico en proteínas y de alto valor energético, lo que ha permitido atender las necesidades alimenticias de millones de personas, ofertando este rubro a través de la Caravana de la Sardina, uno de los programas sociales del Ministerio del Poder Popular de Pesca y Acuicultura, a través de su ente adscrito, la Corporación de Servicios Pesqueros y Acuícolas –Corpesca-.

Desde el mes de marzo, fueron 801 jornadas de Caravana, con más de 3 millones 300 mil kilos vendidos a más 5 millones y medio de personas, a un precio más que solidario -100 bolívares por kilo- que se acordó gracias al compromiso de los pescadores y pescadoras artesanales.

Ahora es momento de hacer una pausa y evitar la sobreexplotación de esta especie. Las sardinas necesitan reproducirse. Esta veda, contemplada en  la Providencia Administrativa N° 112/2014 del MPPAT/Insopesca, publicada en Gaceta Oficial 40.573 de fecha 5 de enero de 2014, comenzó el 15 de diciembre y se extiende hasta el próximo 1 de marzo.

Garantizar la veda de la sardina es parte de las políticas de #PescaResponsable que adelanta el Ministerio de Pesca y Acuicultura, enmarcadas en los objetivos del Plan de la Patria referentes a la preservación de la vida en el planeta.

Aunque la sardina no estará a disposición de los consumidores, MinPesca continuará ofreciendo especies de mar y río como lo ha hecho hasta ahora con sus jornadas semanales.

Es importante acotar que si en este período de veda se observa la venta de sardina fresca en cualquier parte del territorio nacional, debe denunciarse ante las autoridades competentes o a través de las nuestras redes sociales @MinPesca  (Twitter e Instagram), MinPesca (Facebook) o de los correos electrónicos: alertaminpesca@gmail.com atencionciudadana@mpppa.gob.ve.